Hoy os traemos una receta muy sencilla,  almejas al ajillo, perfecta para presentar como primer plato en una comida especial o para tomar como aperitivo con un fresquito vino blanco.

Para esta receta para 6 personas necesitamos:

1 kg de almejas

4 dientes de ajos

Sal

Perejil

Aceite de oliva.

almejas frescas

Si las almejas que vas a preparar son frescas, es necesario lavarlas bien para evitar que suelten tierra una vez cocinadas. Una buena idea es tener en remojo las almejas durante unas 3 horas en agua fría.

En buhozon vamos a utilizar nuestras almejas congeladas que ya vienen limpias de arena, solo tenemos que descongelarlas previamente.

sarten onda con asas

En un mortero ponemos los ajos bien picados, el perejil también picado y lo machacamos bien. Después cubrimos esta mezcla con el aceite de oliva, hasta llenar el mortero.

Cogemos una sartén que sea profunda (en buhozon utilizamos sartén con asas) a fuego medio. Una vez esté caliente, ponemos las almejas, salamos al gusto y añadimos la mezcla con aceite que tenemos en el mortero.

Removemos un poco para que la mezcla llegue bien a todas las almejas y lo tapamos.

Cuando estén todas las almejas abiertas o hayan pasado unos 10 minutos, retiramos del fuego y servimos en recipiente profundo para bañar con el caldo que las almejas han soltado.

Esta sencilla receta de almejas al ajillo tiene muchas variantes, ya que también se le puede añadir un chorrito de vino blanco, o un punta de cayena si os gusta el picante.